Qué es el interés compuesto y cómo calcularlo

Acumula ganancias, ahorra dinero y haz que rinda tu capital con el uso del interés compuesto a favor de tus inversiones y finanzas personales

Tabla de contenidos:
Comienza a cambiar tu futuro, invierte desde MXN $3,000
Quiero saber más

Introducción

Si estás pensando iniciarte en el mundo de las inversiones o quieres hacer rendir tu capital, hay un concepto que debes manejar desde ahora: interés compuesto. 

Se trata de un interés acumulado que te ayuda a incrementar el rendimiento de forma continua según el capital que inviertas, y sugiere reinvertir en lugar de retirar las ganancias. 

En este artículo te enseñaremos la magia del interés compuesto, cómo puedes calcularlo y cómo usarlo para beneficio de tus finanzas personales. ¡Empecemos!

¿Qué es el interés compuesto?

Para entender este concepto financiero, primero recordemos que una tasa de interés es un porcentaje que se agrega como parte de pago a un préstamo o deuda durante un periodo de tiempo.

Así que, en el caso del interés compuesto, es un porcentaje que se suma al capital inicial más cualquier interés acumulado, generando así nuevos intereses. Así que tiene un efecto multiplicador de intereses, por lo que tu capital crecerá al final de cada periodo en el cual lo apliques.

De esta manera, cada vez que lo ejecutas, lo harás sobre una base de capital mayor, lo que significa que tu dinero va en aumento, porque en cada período se recapitaliza. 

Puedes aplicar este tipo de interés tanto en inversiones, cuentas de ahorro, certificados de depósito, como en deudas de tarjetas de crédito y préstamos.

Características del interés compuesto

El interés compuesto tiene tres características destacadas:

  • El capital inicial crece al paso de cada periodo, debido a que los intereses se acumulan.
  • La tasa de interés se aplica sobre el capital y los intereses acumulados.
  • Los intereses se incrementan al igual que el capital.

Diferencias entre el interés compuesto y el interés simple

Estas son las principales diferencias entre interés compuesto y simple:

  • El interés simple es más usado en préstamos a plazos como es el caso de hipotecas o para adquirir vehículos.
  • Los intereses en el interés compuesto se suman y producen una nueva rentabilidad.
  • El interés simple no se suma al capital inicial ni genera nuevos intereses.
  • En el caso del interés simple, los intereses se obtienen al final de cada periodo y los compuestos, anualmente.

Ahora que ya conoces sobre este concepto, te compartiremos la fórmula de interés compuesto para que sepas cómo calcular tus ganancias al aplicarlo. ¡Sigamos!

Cómo calcular el interés compuesto

Para calcular el interés compuesto debes utilizar la siguiente fórmula:

x = C (1+t/n)nu – C

Acá te desglosamos cada uno de los componentes de la fórmula del interés compuesto: 

  • x = interés compuesto
  • C = capital (es lo que corresponde a tu monto inicial de depósito o préstamo)
  • t = tasa de interés anual
  • n = número de periodos de capitalización por unidad de tiempo
  • u = número de unidades de tiempo en que el dinero se invierte o se solicita en préstamo

Es la misma fórmula que se aplica para saber cuánto interés deberás pagar o cuánto se sumará a tu capital. 

Cabe destacar que la periodicidad en la que capitalices tu cuenta es importante para hacer el cálculo del interés compuesto, debido a que cuanto mayor sea el número de periodos de capitalización, mayor será el interés acumulado.

¡Eso sí! Un punto que debes tener en consideración es que la capitalización con mayor frecuencia te da ventaja si eres el inversionista y, en contraparte, te perjudica si estás en la posición de prestatario. 

Aterricemos estos cálculos con un ejemplo práctico, que te ayudará a familiarizarte con este proceso.

Ejemplo de interés compuesto

Supongamos que inicias una cuenta con $10.000 MXN con una tasa de interés del 10% a fin de año. Al cabo de un año, entrarán a tu cuenta 1.000 pesos en intereses. De esta manera, el capital inicial pasaría de 10.000 a 11.000 pesos. 

Al final del segundo año, los intereses ganados serán 1100 pesos y tu capital aumentará a 12.100 pesos, así el tercer año, el próximo y así sucesivamente. 

Con el ejemplo anterior se confirma que la cantidad de capital invertido aumentará  al final del periodo que hayas establecido para este proceso, el cual variará según tus necesidades. Increíble, ¿no? 

Y así como este dato, te compartiremos las demás circunstancias que pueden modificar el cálculo del interés compuesto. 

Entérate antes que nadie de lo más relevante.
Suscríbete a nuestro newsletter.

¡Gracias por suscribirte!
Algo salió mal. Por favor, vuelve a intentarlo.

Factores que afectan el cálculo del interés compuesto

Hay cuatro factores que debes tomar en cuenta al momento de hacer el cálculo del interés compuesto, porque pueden modificarlo. Estos son:

  • El monto de la inversión inicial. Es decir, cuánto depositas o tienes en la cuenta.
  • La frecuencia de los depósitos y la cantidad que deposites adicional al capital inicial.
  • El porcentaje o tipo de interés que te otorgarán por cada año de duración de la inversión y que elevará el capital final.
  • El periodo de tiempo de duración de la inversión, que aunque suele ser anual, también existen en meses y días.

Cómo evitar pagar el interés compuesto y minimizar su impacto en tus finanzas

Como te contamos en párrafos anteriores, según cómo uses el interés compuesto, este puede jugar a favor o en contra de tus finanzas personales, pues será diferente si eres inversionista o prestatario.

Esto es así porque la magia del interés compuesto está en acumular o ahorrar el dinero en cuentas de depósito o inversiones que ofrezcan este tipo de interés. De este modo, no deberás hacer retiros de la cuenta que elijas, para que puedas gozar de los intereses generados pasado el tiempo determinado. 

Por otra parte, si quieres evitar pagar este interés, lo mejor es que optes por créditos que cobren interés simple, como por ejemplo los préstamos para comprar vehículos.

Otro consejo es que guardes tus tarjetas de crédito porque, a menos que liquides el saldo completo a fin de mes, los intereses generados serán de tipo compuestos. Es decir, tu deuda se incrementará por encima del capital inicial.

En cambio, si aplicas esta fórmula del interés compuesto, y aprovechas los intereses obtenidos para la reinversión, podrás gozar del lado bueno de este tipo de interés a largo plazo. Si quieres profundizar en sus beneficios al invertir, ¡sigue leyendo!

Beneficios del interés compuesto en las inversiones

En el caso de las inversiones, el interés compuesto cumple al pie de la letra con su efecto multiplicador, ya que los intereses generados previamente se suman a los nuevos intereses.

Esto es ideal para las inversiones a largo plazo, porque ayuda a incrementar el rendimiento de forma continua según el capital invertido. Por eso es que el tiempo y la reinversión de las ganancias son los principales aliados para que este interés beneficie tus inversiones y eleve el valor futuro de tu capital.

Además, los fondos de inversión y los seguros individuales de ahorro a largo plazo se la llevan muy bien con los intereses de tipo compuesto.

Para concluir, queremos recordar la famosa frase que, de forma jocosa, le atribuyen a Albert Einstein: «el interés compuesto es la fuerza más poderosa del Universo». Desde Arkangeles le agregaríamos: «siempre y cuando la utilices inteligentemente a tu favor».

Conclusiones

¡Esperamos que este artículo haya sido enriquecedor para ti! Si quieres conocer más sobre el mundo de las finanzas e inversiones, te invitamos a nuestra sección ArkEducation. Aquí encontrarás toda la información que necesitas para aprender a ser un inversionista desde cero y manejar tus finanzas efectivamente. 

Autor:
Luis X. Barrios
Founder en arkangeles.com

Ingeniero industrial por la Universidad Iberoamericana y maestro en administración de empresas por el Babson College de Massachusetts. La carrera de Luis ha estado permanentemente ligada al mundo del ecosistema emprendedor. Co- Fundador de The Pool uno de los primeros coworking space en Ciudad de México y cuenta con diversas sedes. Fundador y CEO de The Ark Fund Fondo de capital privado, que busca transformar la industria tradicional de Venture Capital en México y Latinoamérica. Formó parte del reconocido Kauffman Fellows Program, un proyecto basado en San Francisco enfocado en educar y sofisticar a inversionistas de alto impacto con el fin de desarrollar el ambiente emprendedor en todo el mundo. Además es graduado del programa de Singularity University de Silicon Valley, patrocinada por Google y la Nasa.

Sigue leyendo...
Swipe Up
Cerrar

Cómo empezar

Planea tu inversión para diversificar un portafolio en muchas compañías para maximizar tu potencial de retorno.