Publicado:
August 18, 2021

Resumen del libro Padre rico, padre pobre de Robert T. Kiyosaki

Por
Luis X. Barrios
Tiempo de lectura:
22 min.
Aumenta tus capacidades financieras con el resumen de Padre rico, padre pobre que hicimos para que aprendas a invertir con efectividad y generes más dinero.

Introducción

Padre rico, padre pobre es una lectura necesaria si quieres aprender sobre finanzas personales y educación financiera. Este bestseller ha ayudado a la mayoría de la gente a entender cuáles son sus malos hábitos financieros, cómo cambiarlos, saber cómo invertir y tener una mejor comprensión de los mercados.

Si aún no estás seguro de leer el libro, en este artículo encontrarás un resumen muy completo de sus principios ¡Comencemos!

Padre rico, padre pobre de Robert Kiyosaki

En el libro Padre rico, padre pobre, Robert Kiyosaki expone sus experiencias con las distintas personas que formaron parte de su crianza y de su educación financiera. En este trabajo conjunto con Sharon Lechter, explica con detalle cuáles son los pasos y enseñanzas más importantes para alcanzar la libertad financiera que siempre hemos deseado. 

En este resumen del libro podrás encontrar las ideas más importantes expuestas por los escritores acerca de cómo desarrollar la inteligencia financiera para alcanzar el éxito en el área de las finanzas con plenitud.

Los dos padres

Las lecciones del padre rico que hicieron que Kiyosaki obtuviera una perspectiva diferente ante la vida, luego de percibir durante años los consejos de su padre pobre quien con una educación formal solo le pudo heredar deudas. Mientras que las lecciones experimentales de su padre rico le legaron los aprendizajes de cómo manejar el dinero de la mejor forma.

Para su padre rico fue muy importante enseñarle a través de la práctica, aprendizajes que conllevaron el mayor esfuerzo por parte de Kiyosaki. Con el tiempo ganó mucha experticia, se hizo un joven más crítico con lo que pensaba sobre el dinero, las mejores maneras de administrarlo, y como lo deja expuesto en su libro de padre rico, aprender a hacer que el dinero trabaje para él.

En este capítulo, Kiyosaki explica las principales diferencias entre su padre biológico (su padre pobre), y el padre de su mejor amigo (su padre rico).

El capítulo muestra las enseñanzas de cada uno de ellos, las formas de ver la vida y cómo cada uno de esos padres piensa y actúa con relación al dinero. El padre pobre es un hombre que tuvo una carrera académica exitosa, que cuenta con un trabajo seguro y un sueldo fijo mensual. Mientras que el padre rico es un hombre que apenas terminó su educación obligatoria, pero se convirtió en uno de los más ricos de Hawái, Estados Unidos.

La mentalidad del padre pobre era un poco más conformista y vivía bajo la idea de «no me lo puedo permitir», mientras que el padre rico se preguntaba «¿cómo me lo puedo permitir?», y a raíz de esa pregunta buscaba formas de ganar más dinero.


La carrera de la rata

Aquí Kiyosaki explica a detalle cuáles son los comportamientos más comunes de las personas ante los esfuerzos laborales cotidianos. La carrera de la rata consiste en la trampa en la que cae la persona pobre con mayor frecuencia. 

Kiyosaki argumenta que la carrera es un ciclo sin fin donde la persona pobre crece con la percepción de que educarse y tener un trabajo seguro es la mejor forma de desarrollar sus capacidades al máximo. ¿Conoces a alguna persona que esté atrapada en esta carrera?, ¿te parece tan ajeno a ti mismo que no quieres estar ahí? Estas personas viven como los hámsters que se ejercitan en las ruedas, dependen del salario, la rutina común día tras día para asegurar que son felices con su trabajo y nunca llegar a sentir un desarrollo financiero que les permita vivir tranquilos.

Pero no solo es cuestión de necesidad sino también falta de educación financiera, si el transcurso de la vida persiste en solo trabajar por un fin monetario caes en la trampa. Así sucede con el dinero. Las personas ganan dinero y lo gastan, una y otra vez cada mes; aunque ganen más dinero, solo gastan más. No lo invierten ni ahorran, por lo que no llegan a ser exitosos en los negocios y tampoco multiplican su dinero.

De igual forma, el escritor comparte su conocimiento y el  punto de vista que aprendió de su padre rico que lo hizo diferenciarse de su padre pobre. La visión a largo plazo forma parte de ese conjunto de diferencias que hace únicos a ambos padres.

Fue así como su padre rico le enseñó a buscarle un sentido duradero a las relaciones con el dinero. A explicarle con detalle la relevancia del cashflow y la inversión del dinero, restándole importancia a la cantidad de ceros en una cifra porque le enseñó nuevas ideas para producirlo y trabajar con él.

6 lecciones de Padre rico, padre pobre

Este gran libro de Robert T. Kiyosaki se divide en capítulos que podríamos definir como grandes lecciones. A continuación compartimos un resumen de cada una de ellas.

1. Los ricos no trabajan por el dinero

La mayoría de las personas trabajan para sobrevivir; pasan largos años de su vida estudiando para encontrar un empleo seguro en una compañía que les garantice estabilidad. Hacen esto porque tienen miedo: miedo a los problemas financieros, a no poder pagar las facturas, a comenzar de nuevo en un entorno desconocido o a quedarse sin dinero. En cambio, aquel que aspira a ser una persona rica, «hace dinero» a través de adquisición de activos que les generen más dinero.


En resumen, la gente pobre intercambia su tiempo por dinero, la gente rica hace que el dinero trabaje para ellos.

La buena noticia es que hoy no necesitas ser rico para hacerlo. Algunas maneras de poner tu dinero a trabajar para ti es con inversiones a largo plazo que te generen ingresos pasivos, como por ejemplo en crowdfunding o fondeo colectivo. 

A través de ellas puedes invertir en cualquier activo alternativo, como bienes raíces, y en acciones de empresas emergentes, en lugar de invertir en fondos de capital privado. En Arkangeles podrás invertir en activos que pueden producir retornos exponenciales y además son empresas de alto impacto con un gran potencial de escalabilidad, resolviendo problemas reales de la sociedad para incrementar nuestra calidad de vida como: inclusión financiera y educativa, prevención de salud, eficiencia logística, movilidad, ciudades inteligentes, entre otras. Invierte con impacto.

2. La riqueza más grande es tu educación financiera

Los modelos tradicionales de educación no nos enseñan  a utilizar el dinero como una herramienta para generar más dinero, sino que nos educan para ser buenos empleados y recibir una cantidad de dinero mensual para cubrir las necesidades básicas.

Pero no hay cátedras sobre educación financiera, sobre cómo emprender y ser empresarios exitosos. Tener inteligencia financiera es saber que no importa cuánto dinero ganes, sino cuánto dinero guardes (e inviertas). En este sentido, Arkangeles es una oportunidad para dar un primer paso hacia la libertad financiera mientras aprendes a hacer una evaluación de oportunidades de inversión en tan solo 5 pasos.

Por eso el padre rico le explicó a Robert que los ricos compran activos mientras que la gente pobre o la clase media compra pasivos creyendo que son activos. Para tomar buenas decisiones económicas es imperativo tener conocimientos sobre finanzas personales.


3. Ocúpate de tu propio negocio

Robert Kiyosaki explica que la mayoría de las personas no distinguen entre profesión y negocio. Ahora bien, es difícil emprender si no se cuenta con ahorros previos, así que el autor propone en el libro una acción muy interesante: invertir en activos mientras se trabaja por cuenta ajena. De tal forma que con esta práctica económica puedas generar ingresos pasivos a largo plazo.

Ni suena fácil, ni lo es. Pero sí es posible. El mismo Kiyosaki lo hizo cuando era joven: mientras trabajaba en una comercial de fotocopiadoras Xerox, destinaba parte de su sueldo a inversiones en el sector inmobiliario y en 3 años sus ingresos generados por dichas inversiones superaron su salario. ¿Increíble, no?

No necesitas crear una empresa ni ser un genio financiero para emprender, solo poner tu dinero en negocios que valgan la pena, por ejemplo:

  • Bienes raíces que generen ingresos
  • Negocios que no requieran tu presencia
  • Acciones y/o bonos
  • Cualquier cosa que aumente de valor y para la que exista un mercado dispuesto a comprar.


4. La historia de los impuestos y el gran poder de las corporaciones

Los empleados, cuando cobran su sueldo, pagan inmediatamente el impuesto bajo la renta y de último aprovechan su dinero. En cambio las empresas producen dinero, lo gastan, y de último pagan impuestos. La gente rica encontró la manera de aprovechar mejor sus ganancias: crean sus propias empresas para así realizar sus inversiones y de último pagar impuestos.

Recuerda que una empresa no es necesariamente un edificio lleno de personas. Si buscas el camino de la inversión, puedes constituir tu negocio donde te pagarás a ti mismo y tendrás mayor capital disponible para adquirir activos.


5. Los ricos inventan dinero

La inteligencia financiera se enfoca en las nuevas ideas para generar más dinero estando atentos a los cambios del mercado. «Los ricos inventan» el dinero porque son capaces de ver oportunidades donde nadie más lo hace, porque juntan el dinero para invertir en esas oportunidades y organizan a las personas habilidosas e inteligentes para que trabajen para ellos. Es por eso que es tan importante la educación financiera.

En adición, se proponen cuatro aptitudes necesarias para cualquier persona que desee aprovechar el mundo de la inversión:

  • Saber cómo identificar una oportunidad que nadie más ha visto
  • Saber cómo obtener financiación
  • Saber cómo trabajar con personas inteligentes
  • Saber cómo aceptar el riesgo de cada inversión.

Ten en cuenta que tu educación financiera es vital para convertirte en un inversionista exitoso, para ello puedes tomar el camino de ArkEducation y perfilar un criterio de inversor en menos tiempo del que imaginas, aprendiendo desde la diligencia y diversificación como inversionista, hasta cómo tener acceso a oportunidades de inversión.


6. Trabaja para aprender, no trabajes por dinero

El padre pobre de Kiyosaki creía en la seguridad del empleo, mientras que su padre rico le aconsejaba que buscara trabajos en los que pudiera aprender aunque no estuvieran bien remunerados. ´Esto bajo la noción de que saber un poco de todo brinda una noción más completa y aplicable en las inversiones y los negocios.

Las principales habilidades que Kiyosaki sugiere desarrollar para convertirse en una persona rica con pocos problemas financieros son:

  • Ventas y marketing
  • Manejo del flujo de efectivo
  • Manejo de gente
  • Manejo de sistemas
  • Saber negociar y ser buen orador

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos

Suscribirme

Obstáculos para alcanzar la libertad financiera

Robert Kiyosaki plantea 5 obstáculos frecuentes que le impiden a la mayoría de las personas alcanzar su independencia financiera. Veamos si identificas alguno:


1. El miedo: muchas personas, en especial quienes forman parte de la clase media, se mueven en torno a lo «seguro», por eso se estancan en empleos y no se arriesgan ni piensan en grande. De seguro has escuchado sobre esto como «quedarse en la zona de confort».

2. El cinismo y la envidia: debido al miedo planteado anteriormente, la mayoría de las personas no se molestan en triunfar y critican a quienes sí lo intentan y logran ser exitosos, ya sea con su propio negocio o a través de inversiones en mercados.

3. La pereza: hay que erradicar esto de nuestras rutinas y comenzar a tomar las riendas de nuestra vida, para ello hay que ser proactivos y constantes. 

4. Los malos hábitos: hay que definir cuáles son los gastos innecesarios y cortarlos para comenzar a ahorrar cada vez más y posteriormente invertirlos. ¿Ya pensaste en ese hábito que te está haciendo quedarte atrás?

5. La arrogancia: la mayoría de las personas cree que ya cuenta con vasta inteligencia financiera cuando no es así. Hay que tener la humildad de escuchar nuevas perspectivas y tener la mente abierta para las oportunidades innovadoras.


Con este resumen de Padre rico, padre pobre quisimos ejemplificar la importancia de ser una persona con conocimientos financieros sólidos. Este libro es tan solo uno de ellos, en Arkangeles apreciamos la diversificación del conocimiento y el atrevimiento por la lectura. Por ello te recomendamos los 10 mejores libros sobre finanzas personales que forman parte de nuestra formación financiera y de negocios, y que esperamos que también sean de mucho provecho para ti. 

Finalmente, la importancia de tu educación financiera radica en el desarrollo óptimo de tus capacidades individuales para manejar las finanzas, las inversiones, o las acciones a desarrollar para lograr tus objetivos. Como el éxito no va a tocar tu ventana, la proactividad es una actitud ante el mundo que te conducirá a construir tu propio camino a la educación financiera desde otro punto de vista.

Ejemplo por Luis Barrios

No hay mejor forma de aprender a invertir que invirtiendo. Yo empecé por crear una tesis de inversión para definir principalmente en lo que NO quería invertir. Después empecé a invertir diversificando un portafolio de al menos 10 compañías para reducir mis riesgos por las altas tasas de fracaso que existe en el desarrollo de una nueva empresa. Muchas se pierden en el famoso «Valle de la Muerte». Empieza por crear una tesis de inversión desde Arkangeles.com dentro de tu perfil.

Últimas reflexiones: ¡Sacúdete el miedo y aplica la teoría a tu vida!

Evita el camino de la rata donde tal vez podrás aprender mucho, pero no a hacer que el dinero trabaje para ti. Construye tu negocio propio para sumar rentabilidad a tus arcas financieras, o invierte en el de otros. Lucha por las buenas calificaciones, pero no dejes de aprender sobre aspectos más importantes. Sin vivir en Hawai puedes convertirte en una semejanza del padre de Mike, un hombre íntegro con una visión diferente acerca del dinero y cómo hacerlo útil en sí mismo. 

La decisión de hacer del dinero una utilidad radica en cada uno de nosotros y en la capacidad de pensar diferente a como lo has venido haciendo, ¿Quieres ser un padre rico o quieres ser un padre pobre? Nadie más tiene la respuesta a una pregunta tan profunda, solo tú mismo. «El liderazgo es lo que necesitas aprender a continuación» le dijo su padre rico a Robert Kiyosaki para ser una persona exitosa que sabe cómo motivar a las personas para el trabajo y cómo rentabilizar el dinero de mejor forma.

Esperamos que hayas disfrutado este resumen del libro padre rico. Lee, investiga, pero aún más importante: aprende desde la experiencia. Te acompañamos a través de nuestro procesos de formación como inversionista.

¡Sigue aprendiendo!

Súmate a nuestra plataforma ArkEducation, una gran aliada para la formación y la educación financiera. No tengas miedo de experimentar con tu dinero, haz que trabaje duro para ti a través de inversión en activos alternativos que si bien representan un mayor riesgo, te proporcionan mucho más retorno potencial. Siempre recuerda: ¡la práctica hace al maestro!

Autor:
Luis X. Barrios
Founder en arkangeles.com

Ingeniero industrial por la Universidad Iberoamericana y maestro en administración de empresas por el Babson College de Massachusetts. La carrera de Luis ha estado permanentemente ligada al mundo del ecosistema emprendedor. Co- Fundador de The Pool uno de los primeros coworking space en Ciudad de México y cuenta con diversas sedes. Fundador y CEO de The Ark Fund Fondo de capital privado, que busca transformar la industria tradicional de Venture Capital en México y Latinoamérica. Formó parte del reconocido Kauffman Fellows Program, un proyecto basado en San Francisco enfocado en educar y sofisticar a inversionistas de alto impacto con el fin de desarrollar el ambiente emprendedor en todo el mundo. Además es graduado del programa de Singularity University de Silicon Valley, patrocinada por Google y la Nasa.

Sigue aprendiendo

Suscríbete para conocer más sobre nuestras próximas oportunidades de inversión
¡Gracias por suscribirte!

¡Gracias por suscribirte!

Te hemos enviado un correo
Algo salió mal. Por favor, vuelve a intentarlo.