Publicado:
August 18, 2021

Impuestos en México: Todo lo que necesitas saber

Por
Luis X. Barrios
Tiempo de lectura:
11 min.
Aprende todo lo que necesitas saber sobre los impuestos en México, los diversos tipos de contribuyentes y las multas que existen por no tributar.

Introducción

Sin duda alguna, los impuestos son una parte importante de la economía y funcionamiento de un país, ya que ayudan a cubrir gran parte de la deuda pública. En este sentido, te hablaremos con detalle sobre cómo funcionan los impuestos en México para que tengas tus finanzas personales al día.

¿Qué es un impuesto?

Los impuestos son un tributo que deben pagar anualmente los ciudadanos al Estado que los representa para ayudar con el gasto público del país.

En México, el Sistema de Administración Tributario (SAT) es una institución gubernamental independiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el cual se encarga de la recaudación de impuestos. Además, es el organismo responsable de establecer los impuestos del sistema tributario (organismos y normas que rigen la recaudación de los tributos en un país ) anualmente , así como diseñar las herramientas necesarias para que los ciudadanos y contribuyentes cumplan con ello.

¿Es obligatorio pagar impuestos en México?

La Constitución es donde se establecen los derechos y las obligaciones de los ciudadanos de una nación, por lo cual es una norma jurídica suprema que no puede ser anulada por otra ley.

En este sentido, el artículo 31 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece la obligación que tienen los ciudadanos de pagar impuestos para ayudar a cubrir el gasto público de México. Así que sí, todo ciudadano mexicano debe hacerlo, pero ¿Qué tipo de impuestos pagarías? Justo ahora te hablaremos de esto.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos

Suscribirme

Qué tipo de contribuyente eres: Quiénes deben pagar impuestos

A la hora de pagar impuestos, las obligaciones no son iguales para todos los ciudadanos. Según el SAT, los contribuyentes se dividen en dos grupos distintos: las personas físicas y morales.  De esta forma se establece el tipo de impuestos que tienes que pagar, según tus ingresos anuales:

Persona física

Corresponde a toda aquella persona que lleva a cabo cualquier actividad económica ya sea vendedor, comerciante, empleado, profesionista, entre otros. A su vez, dentro de esta categoría tenemos las siguientes subdivisiones:

1. Régimen de Asalariados 

Si recibes un sueldo por parte de uno o varios empleadores, quienes tendrán que pagar la mayor parte de los impuestos. Ejemplo: asistentes, cajeros, secretarias, obreros, miembros de las fuerzas armadas.

2. Régimen de Honorarios 

Corresponde a las personas que realizan trabajos o actividades profesionales de forma independiente para empresas, entes gubernamentales y otras personas físicas. Es decir, aquellas que no dependen de un patrón (no son asalariados). Ejemplo: abogados, arquitectos, médicos, dentistas.

3. Régimen de Actividades Empresariales

Personas que llevan a cabo actividades comerciales, industriales, de autotransporte, ganaderas, agrícolas. Ejemplo: talleres mecánicos, farmacias, ferreterías, restaurantes.

4. Régimen de Incorporación Fiscal

Pertenecen a este régimen las personas que lleven a cabo actividades empresariales cuyos ingresos no superen los 2 millones de pesos al año. 

Dentro de esta categoría tenemos a las personas que tengan un emprendimiento para vender bienes (carnicerías, fruterías, dulcerías), que obtengan ingresos por intereses, que presten servicios que no requieran de un título profesional (taxistas, plomeros, herreros, albañiles) o por venta de productos de los que se obtiene una comisión no mayor al 30% de las ganancias (productos de belleza, tarjetas telefónicas). 

Persona Moral 

Según el SAT, las personas morales pueden ser la unión de una o más personas físicas con un fin determinado, por lo que ese equipo contrae obligaciones y derechos. Sin embargo, dentro de esta categoría también se encuentran agrupadas las personas no físicas que gozan de personalidad jurídica (son las que toman decisiones), capital contable (dinero y medios de producción) y patrimonio (bienes raíces u otros), es decir, las empresas y/o emprendimientos.

¿Qué pasa si no pago impuestos?

Como mencionamos anteriormente, el pago de impuestos es obligatorio en México. Por tanto, si decides pasarlo por alto, entonces tendrás que enfrentar las siguientes multas impuestas por el SAT.

  • De 1,400 a 17,370 pesos por cada una de las obligaciones no declaradas de manera espontánea dentro del plazo correspondiente. 
  • De 1,400 a 34,730 pesos por cada obligación a que estés obligado, al presentar una declaración, solicitud, aviso o constancia, fuera del plazo señalado en el requerimiento o por incumplimiento de dicho requerimiento. 
  • De 14,230 a 28,490 pesos por no presentar las declaraciones por Internet estando obligado a ello, presentarlas fuera del plazo o no cumplir con los requerimientos de las autoridades fiscales para presentarlas o cumplirlos fuera de los plazos señalados.

Tipos de impuestos en México

En México, existen tres tipos de impuestos: los federales, municipales y estatales, los cuales debes conocer muy bien a la hora de cumplir con las obligaciones fiscales para evitar sanciones.

Impuestos federales

Forman parte de los tributos nacionales básicos y, además, son obligatorios tanto para los contribuyentes mexicanos como para aquellos residentes extranjeros que lleven a cabo una actividad económica en el país. En los impuestos federales tenemos los siguientes:

Impuesto sobre la renta (ISR)

Primero hay que aclarar que este impuesto dependerá del tipo de contribuyente. En caso de una persona moral, aplica para los ingresos generados de cualquiera de las actividades comerciales. En cambio, cuando se trata de una persona física, este impuesto se aplica sobre los ingresos de salarios o de prestación de servicios de un personal subordinado.

Impuesto al valor agregado (IVA)

En este caso, el impuesto se genera cada vez que el contribuyente adquiere un bien (ropa, zapatos, comida, bebidas, electrodomésticos, bienes inmuebles, etc) o servicio (hostelería, gimnasios, peluquería, entre otros ), por lo cual dicho impuesto no se paga directamente.

Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS)

El IEPS es aplicado específicamente en la producción, venta o importación de bebidas alcohólicas, cerveza, tabaco y gasolina. Los fabricantes, productores o importadores deben realizar el pago de impuestos de este tipo. Sin embargo, hay excepciones. Por ejemplo, las cadenas de derivadas de trigo y maíz quedan exentas de la tributación de este impuesto.

Impuesto sobre Automóviles Nuevos (ISAN)

Este impuesto deben pagarlo aquellas personas físicas o morales que adquieran, vendan o importen vehículos nuevos. Sin embargo, aquellos vehículos que sean eléctricos o que funcionen con hidrógeno quedan libres de este impuesto.

Impuestos municipales

Son aquellos impuestos aplicados por los gobiernos locales a los ciudadanos. Dentro de esta categoría tenemos los siguientes impuestos:

  • Impuesto predial
  • Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles y Transmisión (o traslado) de Dominio
  • Impuesto para el Fomento Deportivo y Educacional
  • Impuesto para el Fomento Turístico, Desarrollo Integral de la Familia y Promoción de la Cultura
  • Impuesto sobre Asistencia a Juegos Permitidos y Espectáculos Públicos
  • Impuesto para el Mantenimiento y Conservación de las Vías Públicas
  • Impuesto por Alumbrado Público.

Impuestos estatales

Como su nombre lo indica, estos impuestos dependen de cada estado, por lo cual van a variar dependiendo del estado donde te encuentres.

  • Impuesto sobre nómina
  • Impuesto sobre diversiones y espectáculos públicos
  • Impuesto por la Prestación de Servicios de Hospedaje
  • Pago de tenencia vehicular.

Ahora que has aprendido sobre cómo funcionan los impuestos en México, podrás declarar cada uno de los tributos que te corresponden durante el año sin problemas. De esta forma, tendrás al día tus finanzas personales, evitando así cualquier tipo de sanción por parte de los entes gubernamentales.

Conclusiones

Si bien es cierto que existen una gran variedad de impuestos obligatorios que debes pagar al fisco, a la hora de invertir es recomendable fijarse junto con un contador o experto fiscal en la forma de mitigar el impacto que tiene el ISR sobre tus inversiones...

Autor:
Luis X. Barrios
Founder en arkangeles.com

Ingeniero industrial por la Universidad Iberoamericana y maestro en administración de empresas por el Babson College de Massachusetts. La carrera de Luis ha estado permanentemente ligada al mundo del ecosistema emprendedor. Co- Fundador de The Pool uno de los primeros coworking space en Ciudad de México y cuenta con diversas sedes. Fundador y CEO de The Ark Fund Fondo de capital privado, que busca transformar la industria tradicional de Venture Capital en México y Latinoamérica. Formó parte del reconocido Kauffman Fellows Program, un proyecto basado en San Francisco enfocado en educar y sofisticar a inversionistas de alto impacto con el fin de desarrollar el ambiente emprendedor en todo el mundo. Además es graduado del programa de Singularity University de Silicon Valley, patrocinada por Google y la Nasa.

Sigue aprendiendo

Suscríbete para conocer más sobre nuestras próximas oportunidades de inversión
¡Gracias por suscribirte!

¡Gracias por suscribirte!

Te hemos enviado un correo
Algo salió mal. Por favor, vuelve a intentarlo.