Publicado:
August 18, 2021

Cómo funciona un “exit”

Por
Arkangeles
Tiempo de lectura:
6 min
Invertir en startups privadas es muy diferente a invertir en empresas públicas listadas en la bolsa, seguro al invertir en estos activos te has preguntado ¿cómo funciona un «exit»?

Introducción

Una de las principales diferencias es que invertir en empresas de la bolsa es una inversión altamente líquida, esto quiere decir que fácilmente podrás comprar y vender los activos, lo que permite al inversionista tomar sus ganancias o pérdidas en casi cualquier momento.

Cuando inviertes en startups privadas en etapas tempranas, los activos que compraste no son líquidos, no podrás venderlo fácilmente porque no existe un mercado activo, también porque está restringido por ley, esto no es necesariamente algo malo.

Las empresas públicas que se encuentran listadas en la bolsa cambian de valor rápidamente, son altamente fluctuantes. Por esto, cuando se compra y vende en la bolsa de valores, nuestras emociones pueden jugar en nuestra contra, hay ocasiones en donde se vende demasiado rápido, o se compra demasiado tarde.

Como menciona Charlie Munger, (co-founder de Berkshire Hathaway: “Es la espera, lo que te ayuda como inversionista, mucha gente no sabe esperar”.

Cuando inviertes en startups necesitas tener un panorama de largo plazo, porque la espera se convierte automática. Los inversionistas están comprometidos hasta que la empresa falle, haya una Oferta Pública Inicial (OPI), exista un mercado secundario o sea adquirida por un competidor.

¿Qué es un Exit? y ¿cómo funciona un «exit»?

Un “exit” es cuando una empresa, en la que invertiste, hace su OPI o es adquirida por otra compañía y así podrás salir de tu inversión en la empresa.

Las adquisiciones pueden ocurrir en cualquier momento desde que se lanza una startup, pero los mejores rendimientos ocurren una vez que la empresa ha construido un negocio redondo y está entrando en su etapa de madurez (3–5 años después de que son fundadas).

Estas adquisiciones pueden retornar altos ingresos al inversionista, dependiendo del monto pagado por la empresa y la valuación a la que se está haciendo la transacción.

Vamos a ver un ejemplo real:

Sequoia Capital, un fondo de venture capital, invirtió $60M USD en WhatsApp empezando el 2011. Cuando Facebook compró WhatsApp por $19Bn en 2014, Sequoia tuvo un exit de $3Bn, casi 50 veces lo que invirtió.

Claro que casos como el de WhatsApp y Facebook son muy raros. La mayoría de las startups desaparecen y las inversiones hechas en estas empresas se pierden completamente. Esto hace que invertir en startups conlleve mayor riesgo, por ende, mayor potencial de retorno.

Las adquisiciones suelen ser mucho más pequeñas que la de WhatsApp, pero también aportan altos retornos a los inversionistas de etapas tempranas, si tú inviertes en una empresa que vale de $5 a 20 millones de dólares y es adquirida a una valuación de $100 millones tendrás acceso a retornos exponenciales.


OPI: Oferta Pública Inicial

Para muchos inversionistas de etapas tempranas, el objetivo es invertir en empresas que lleguen a tener una Oferta Pública Inicial de acciones.

En una OPI, la empresa vende acciones al público a través de la bolsa, esto quiere decir ahora está pública y cualquier persona podrá comprar sus acciones y volverse inversionista de la misma.

Llegar a la Oferta Pública Inicial es un paso muy importante para estas empresas, significa que van a ser públicas y su valor será decidido por la oferta y la demanda de la acción. Por lo tanto, el valor de la misma deja de tener un alto potencial de crecimiento ya que llegó al punto de madurez.

Para los inversionistas que entraron antes de la OPI, significa que tienen la oportunidad de vender sus acciones y obtener liquidez. Ahora, algunos inversionistas prefieren mantener sus acciones después de la OPI, no se tiene que vender toda la posición, podrán decidir si solo venden la mitad. Existen algunos inversionistas que se quedaron con acciones de empresas como Facebook, Square y Google y han tenido altos retornos, incluso después de la Oferta Pública Inicial.

Para llegar a una OPI, las empresas se pueden tardar 5, 8 o hasta 10 años. Por eso invertir en empresas en etapas tempranas requiere un pensamiento de largo plazo.

En la gráfica siguiente podrán ver el comportamiento de una startup, las rondas de fondeo que tiene que pasar para llegar a su madurez:


Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos

Suscribirme

En Arkangeles te hacemos más fácil el camino

Conocemos sus preocupaciones y sabemos que este proceso de venta puede ser complicado, por esto, en Arkangeles buscamos hacerte las cosas mas fáciles, hemos creado un mercado secundario para apoyar a nuestros inversionistas. Estos podrán obtener liquidez por sus inversiones y por otra parte, podrán comprar posiciones en empresas con alto potencial de crecimiento.

El proceso de venta se agiliza cuando la empresa logra cierta madurez y crecimiento, donde a través de Arkangeles podrás comprar la posición de otro inversionista o bien, vender tu posición a una contraparte interesada.

Te invitamos a saber más sobre Arkangeles.com donde todos pueden invertir en startups desde 3,000 pesos. Suscríbete a nuestro newsletter para acceder a contenido exclusivo y conocer más sobre las próximas oportunidades de inversión.

Autor:
Arkangeles

Sigue aprendiendo

Suscríbete para conocer más sobre nuestras próximas oportunidades de inversión
¡Gracias por suscribirte!

¡Gracias por suscribirte!

Te hemos enviado un correo
Algo salió mal. Por favor, vuelve a intentarlo.