Publicado:
August 18, 2021

El dinero es una herramienta de trabajo

Por
Arkangeles
Tiempo de lectura:
6 min
La previsibilidad es fundamental para planificar el futuro. Un concepto subyacente de esto es la confianza. ¿Quién eres tú? ¿Qué eres capaz de hacer? ¿Puedo confiar en ti? La confianza está en el corazón de toda civilización y es la base del comercio.

Introducción

A lo largo de la historia, se han implementado múltiples sistemas que utilizaron papel moneda para normalizar intercambios de bienes y servicios. Por lo general ese papel moneda se podía reclamar a una especie concreta. Pero los sistemas basados en bienes inconsistentes se prestaron al conflicto e impidieron el progreso pacífico.

Luego vinieron los lidios, quienes en el siglo VII a. C. hicieron un descubrimiento que cambiaría el mundo. Era la piedra de toque, una pieza tecnológica novedosa para su época. La «magia» de una piedra de toque es que cada metal, cuando se rasca contra la piedra, deja una marca diferente, lo que permite la identificación de diferentes metales. De repente, hubo una forma confiable y segura de saber si un metal precioso era puro o no. El oro, la plata y el electro se convirtieron en los medios de cambio preferidos. Se quitó la carga de la confianza a las partes en la transacción, ya que ahora era posible confiar basándose en el uso de piedras de toque. Nacieron las monedas.

Esto liberó a las partes para que se centraran en el intercambio en sí y en futuros intercambios. Comida, refugio, herramientas, ropa, entretenimiento. Al no tener que preocuparse por la perecibilidad del bien subyacente que se intercambia, sobrevino la creatividad. La producción dio lugar a necesidades y deseos adicionales. El mundo se transformaba exponencialmente.

El papel moneda y el patrón de oro

A medida que aumentó el uso de metales, también lo hizo la oferta. Cada vez más metales intercambiaban manos hasta el punto de volver a ser una carga. Tener que transportar grandes cantidades de metal, incluso en forma de monedas, generó problemas y complicaciones. La solución: billetes de papel, respaldados por metal bajo pedido. Las promesas de pagar y reembolsar crecieron, que a su vez se cambiaron por más promesas.

Las promesas eran buenas siempre y cuando finalmente llevaran al metal. Sin embargo, el metal se volvió cada vez más escaso, lo que obligó a competir para obtener más metal en lugar de usos alternativos para él. El hecho de que los estados establecieran sus propios estándares de pureza aceptable a menudo generaba confusión y desconfianza.

La fe en el prójimo

Al final de la Primera Guerra Mundial, un selecto club de naciones se reunió para finalmente estandarizar cómo se realizarían los pagos entre ellas, en una conferencia en Brent Woods, EE. UU. Cuando terminó la conferencia, todas las naciones participantes habían acordado aceptar dos medios de pago internacionales: el oro y el dólar estadounidense. Los países ahora podían negociar en dólar, con la promesa de que un equivalente en oro se transfiriera como garantía. El comercio se benefició enormemente.

Sin embargo, en 1971, Nixon (entonces presidente de Estados Unidos) canceló la convertibilidad del dólar en oro. Para entonces, el uso de esta moneda estaba tan ampliamente adoptado que se siguió utilizando como medida y referencia. Aunque esto en sí representó una nueva realidad para todos. En este nuevo mundo, se puede usar dinero para comprar oro, pero no se puede canjear dinero por oro. Los intercambios entre monedas se basaban ahora en la confianza, sin nada más que la reputación para respaldarlos.


Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos

Suscribirme

Promesas hechas... Muchas veces

El dinero sigue evolucionando. Hoy ha surgido el concepto conocido como «blockchain». Blockchain es un sistema computarizado en el que un documento se replica inmediatamente varias veces en muchos servidores vinculados, pero no relacionados. Tener muchas copias garantiza que el documento es legítimo, teniendo la misma función que tenían las copias al carbón hace tantos años antes de que la fotocopiadora fuera ampliamente adoptada.

Las monedas blockchain, como Bitcoin, buscan abordar una brecha a través de tecnología de punta. En esencia, quieren crear un entorno en el que la confianza esté en la moneda en sí y no en la credibilidad del país que la emite. Aún no está claro si la actividad monetaria y la adopción generalizada fluyen en esa dirección, desapareciendo de sus formas actuales. Sin embargo, las monedas como Bitcoin y la tecnología blockchain están llegando gradualmente al mundo de los negocios y eventualmente a cualquier otro lugar. Todo dependerá de si la gente confía en esto como medio de intercambio y eso tendrá importantes consecuencias.

Quién eres, qué haces, con quién lo haces se vuelve cada vez más crítico. La reputación es la esencia de todo. ¿Puede entregar los resultados que prometió, para que yo no tenga que preocuparme por eso y en su lugar concentrarme en otra cosa? Le seguirán la creatividad y el comercio.

Autor:
Arkangeles

Sigue aprendiendo

Suscríbete para conocer más sobre nuestras próximas oportunidades de inversión
¡Gracias por suscribirte!

¡Gracias por suscribirte!

Te hemos enviado un correo
Algo salió mal. Por favor, vuelve a intentarlo.